Buscar

Vidrio templado o laminado

Vidrio templado
Al calentar el vidrio recocido  aprox. 700°C y enfriarlo rápidamente con aire,  se convierte en un vidrio con mayor resistencia al vidrio común, sin embargo, no alcanza el mismo nivel de resistencia del vidrio laminado.

Debido al tipo de tratamiento que recibe este vidrio, permite que se obtengan diferentes formas curvas, brindando una mejor visualización estética.

Puede ser instalado en puertas abatibles en corporativos, hospitales, canceles o cabinas para baños, barandales y puertas giratorias corporativas.  
Vidrio laminado
En su forma básica es un compuesto de 2 o más vidrios monolíticos unidos por una capa de plástico flexible que se adhiere firmemente a ambos vidrios.

En su fabricación se utilizan vidrios de diferente grosor para formar un sándwich de diferentes milímetros el cual dependerá del nivel de resistencia que se quiera obtener.

Tiene un alto grado de resistencia a impactos por objetos de golpes como lo son barretas o martillos sin lograr penetración alguna, así como a impactos por armas de fuego.

Puede ser instalado en ventanas o ventanillas de atención al público, puertas blindadas o de alta seguridad de visión completa, fachadas acristaladas en edificios o residencias y escalones o superficies pisables.